Ocho secretos para lograr una asociación poderosa en el Facility Management

Asociarse para gestionar los facilities puede suponer el éxito o fracaso de nuestros objetivos y carreras empresariales. ¿Cómo podemos sacar provecho de estas asociaciones? En esta nueva entrada del blog exponemos los factores clave a tener en cuenta si se busca el éxito en este tipo de relaciones.

Durante los últimos años, la externalización se ha ido generalizando como estrategia de gestión. Para conseguir una ventaja competitiva sostenible por medio de la externalización es necesario establecer una relación estrecha, duradera y eficaz. Puede parecer algo sencillo, pero muchas empresas carecen de las competencias y los conocimientos especializados necesarios para que estas asociaciones prosperen. En el presente, la tasa de fracaso en la externalización es todavía de uno de cada cuatro casos.

En consecuencia, ¿cuáles son los factores determinantes que pueden hacer que la externalización sea un éxito? A continuación figuran ocho factores clave que consideramos los más importantes.

1. Compromiso de la alta dirección

El éxito de las asociaciones para el Facility Management se basa en la asunción de un compromiso claro por parte de la alta dirección. El apoyo de este estamento ofrece tanto el estímulo como los recursos. Sin este apoyo, el proveedor de se sentiría inseguro con respecto a su futuro y a la importancia del cliente. Tal incertidumbre y falta de transparencia puede fácilmente contagiar a los empleados externalizados y convertirse en una ansiedad contraproducente o en falta de finalidad.

2. Metas y objetivos claros

Las asociaciones de mayor éxito están basadas en la claridad de metas y objetivos, y en una finalidad compartida. El proveedor de Facility Management sabe lo que se espera de él y conoce bien los requisitos de la prestación de servicios. La empresa cliente, por otro lado, debe saber lo que representa para tal proveedor prestar satisfactoriamente el servicio en cuestión, y debe facilitar apoyo para que se cumplan los objetivos y las metas en la medida en que resulte necesario.

3. Confianza mutua

Las mejores asociaciones de gestión de instalaciones se producen cuando el cliente confía en la experiencia, los conocimientos especializados y las capacidades del proveedor de servicios. En estos casos, la empresa cliente sabe que el servicio no podría haberse gestionado mejor. El establecimiento de un sentido de la confianza de este nivel permite a ambas partes valorarse entre sí como socios, más que como cliente y proveedor.

4. Trabajo en equipo e inclusión

Las mejores asociaciones tienen un ambiente de equipo en el que no se distingue entre contratistas y empleados. En este tipo de asociaciones no hay barreras artificiales y todos reciben el mismo trato, con independencia de para quién trabajan. Esta situación solo puede darse si ambas empresas creen en los valores de la otra y están comprometidas con el éxito de la misma.

5. Personal con las capacidades correctas

El éxito de cualquier asociación para el Facility Management se limita a las personas que se dedican a que se cumpla la prestación del servicio y a gestionar los contratos. Las asociaciones de mayor éxito tienen al personal correcto en los puestos adecuados para desempeñar las tareas en cuestión. En tales asociaciones, ambas partes saben la importancia que tiene la formación y promueven continuamente el desarrollo de las competencias de la plantilla.

6. Comunicación excelente

Las mejores asociaciones están basadas en una comunicación transparente y continua, lo que significa poder comunicarse con la persona apropiada del nivel adecuado en el momento preciso. Entre las partes debe haber suficientes transparencia, confianza y credibilidad para permitirles hablar abiertamente tanto de los acuerdos como de los desacuerdos sin cuestionar el valor del contrato.

7. Un contrato sólido

Un contrato claro y sólido es el fundamento en el que descansa el éxito de cualquier asociación para la gestión de los servicios. Ambas partes deben comprender enteramente el contenido y las demandas del mismo, y asumir el compromiso de cumplirlo. Algunas de las mejores asociaciones cobran mayor luz cuando ambas partes se comprometen estratégicamente con el éxito de la otra empresa. Estas asociaciones y contratos suelen basarse en resultados, en lugar de en los recursos y los productos. Otra característica de los contratos basados en resultados es que son flexibles, lo que deja margen a ambas partes para crecer y adaptarse a nuevas demandas empresariales.

8. Afinidades en la cultura empresarial

En las mejores asociaciones para el Facility Management no solo hay una armonía contractual sino también cultural. Aunque entender a fondo la cultura de un posible socio puede exigir bastante tiempo y esfuerzo, en última instancia reducirá el enorme riesgo que representa suscribir nuevos contratos de gestión de instalaciones.

 

¡Aumente el éxito de su partnership! Descargue nuestro White Book - Visión ISS 2020: El futuro de la externalización.