La externalización en red de malla, un nuevo concepto de outsourcing

A medida que las organizaciones se enfrentan a complejidades cada vez mayores, la necesidad de colaboración aumenta. En la externalización en red de malla, o mesh sourcing, los intereses y las operaciones empresariales de distintas organizaciones se entrecruzan y forman una red de malla, hasta el punto de que ya no se distingue entre la externalización y la práctica empresarial ordinaria.

En consecuencia, este tipo de externalización representa un enfoque muy colaborativo y en red, y se refiere a entornos empresariales integrados e hiperespecializados, conectados por un interés mutuo en, por ejemplo, beneficios, valores y cambio social.

En esencia, se caracteriza por una integración dinámica, basada en una serie de acuerdos entre organizaciones de diversos sectores que dependen unas de otras para la supervivencia mutua.

Dinámica de la externalización en red de malla

Externalización en red de malla

Una red de malla es un sistema complejo de partes interconectadas, con un interés adquirido en el éxito y la rentabilidad mutuos. Este enfoque de externalización permite a organizaciones e industrias encontrar nuevas formas de colaboración y fomentar la innovación, la eficiencia y el crecimiento sostenible.

Este ecosistema empresarial consiste en una diversidad de recursos y capacidades que pueden utilizar los interesados tanto para competir como para colaborar, lo que permite usar pocos recursos de la forma más eficiente e innovadora.

El valor se generará a partir de la colaboración de las empresas incluidas en el ecosistema, así como de sus acciones coordinadas basadas en iniciativas de confianza, transparencia y comunicación.

En este sentido, la externalización en red de malla permite a las empresas centrarse en el desarrollo de competencias esenciales, al tiempo que se garantiza que otras empresas del ecosistema atiendan otras áreas de actividad con un nivel elevado de servicio.

¿Es la externalización en red de malla una apuesta arriesgada?

Este tipo de externalización brinda muchas oportunidades nuevas, entre ellas un mayor acceso a servicios, economías de escala y mejora del prestigio gracias a la marca conjunta.

Ahora bien, no está exenta de riesgos. Como se indica en la figura siguiente, la externalización en red de malla puede ser muy compleja de gestionar. No obstante, la dependencia de otras partes del ecosistema puede plantear dificultades, ya que a algunas empresas podría intimidarles la pérdida de control y la falta de claridad de las responsabilidades.

Mesh Sourcing

La influencia de la externalización en red de malla en la gestión de instalaciones

La externalización en red de malla cambiará la función del facility management. Los proveedores de servicios de FM se convertirán en socios estratégicos con diversas funciones, integradas en el sistema como participantes activos, compradores y colaboradores. Por consiguiente, la prestación de servicios de FM se evaluará cada vez más con arreglo a unos indicadores clave del rendimiento (KPI) más estratégicos.

éxito externalización

 

Esto significa que los proveedores de servicios de FM se convertirán en arquitectos de la red responsables de facilitar las interacciones y optimizar el movimiento de personas, información y objetos entre unas organizaciones y otras. Como arquitectos de redes, los proveedores de FM asumirán la gestión de competencias, activos y operaciones dentro del ecosistema. Además, debido a estos cambios en el papel de la gestión de instalaciones, las interacciones entre proveedores y compradores también se transformarán como consecuencia del carácter más colaborativo de la relación.