La evolución de los contratos de externalización: pasado, presente y futuro

Cada vez más empresas se interesan por adoptar nuevos modelos de externalización. Ahora bien, ¿qué características tienen estos nuevos contratos de outsourcing? ¿De dónde procede esta evolución?

Durante la última década hemos advertido que es cada vez más frecuente que las empresas reorganicen y se replanteen los contratos de externalización con los que ya cuentan.

Los contratos tradicionales basados en los inputs y centrados en el número de personas empleadas o en el número de operaciones que se realizan en el proceso no tardarán en ser agua pasada.

En un entorno empresarial complejo y sumamente competitivo, las organizaciones se verán forzadas a abordar la externalización desde perspectivas nuevas que procuren aumentar el valor al máximo, reducir los riesgos y mejorar su posición en el mercado. A medida que cada vez haya más ejecutivos que reconozcan la importancia estratégica del Facility Management, aumentará la creencia de que los modelos de outsourcing convencionales en este ámbito dejarán de responder a sus necesidades.

ISS_Tendencias_outsouring

Esta tendencia está propiciando un giro hacia la contratación colaborativa y basada en los resultados en el marco del Facility Management. Como se indica en el siguiente gráfico, 281 profesionales del Facility Management y de la externalización encuestados indicaron que es más probable que a partir de 2020 utilicen un modelo de externalización basado en los resultados para el Facility Management.

Tipos-outsourcing

Aparición de los contratos de externalización estratégicos

Los contratos basados en resultados y relaciones permitirán realizar unas asociaciones más estratégicas en el ámbito de la externalización. En los acuerdos más avanzados, los proveedores de servicios desempeñarán un papel más importante en la dirección estratégica de las empresas de los clientes, y los contratos servirán de guías.

Los contratos serán organizados por arquitectos de acuerdos y gestionados por gestores de relaciones, ayudados a menudo por consultores de gestión. Además, tenderán por lo general a funcionar en un marco a más largo plazo a medida que se hagan más estratégicos y exijan mayor inversión en las relaciones. Tales contratos se recompensarán en función de los resultados empresariales culminados con éxito, no en función de las medidas de cumplimiento normativo. Los mejores proveedores de servicios adoptarán una estructura más colaborativa, enraizada en la responsabilidad equitativa, con un elevado nivel de apertura y puesta en común de información.

¿Quieres conocer más sobre el Futuro del Outsourcing? Descarga el Whitebook ISS Visión 2020 sobre el futuro del Outsourcing y perspectivas del Facility Management.