¿Cómo pueden los Facility Managers ayudar a prevenir el desgaste de los empleados?

La Organización Mundial de la Salud ha reconocido recientemente el ‘Síndrome del quemado’ (burnout en inglés) como un “problema relacionado con el trabajo", resultado de una situación de estrés crónico en el trabajo, que no ha sido gestionada de manera eficiente.

La organización explicaba que este desgaste se puede clasificar según tres factores: la pérdida de energía, el incremento de “distancia mental” con respecto al trabajo, y un sentimiento de negatividad o cinismo relacionado con el trabajo desempeñado que provoca una disminución del rendimiento profesional.

Entonces, ¿qué pueden hacer los FM para ayudar a los trabajadores que pueden estar sintiendo síntomas de agotamiento?

Hablar sobre el desgaste profesional

Si los Facility Managers hablan sobre el agotamiento e incluso distribuyen literatura o ponen carteles al respecto, pueden facilitar que los empleados se comuniquen abierta y honestamente sobre cómo se sienten acerca de su carga de trabajo, responsabilidades y su equilibrio entre la vida personal y laboral. Si el desgaste profesional es un tema de discusión normalizado, será más fácil para los empleados hablar sobre ello y que se reconozcan las causas y las señales de advertencia, y presenten soluciones para ayudarlos a lidiar con ello.

Organizar actividades para aliviar el estrés y una red de apoyo

En ocasiones, las actividades más banales pueden convertirse en unas herramientas para contrarrestar el estrés. Por ejemplo, organizar un almuerzo en equipo, un día de yoga en la empresa o una hora de masaje, todo puede ayudar a luchar contra el estrés de. Los FM también pueden crear redes de apoyo en el trabajo para socializar durante y fuera del trabajo: happy hours, redes sociales, eventos puntuales y ser proactivo.

Es importante que una organización evite llegar a un punto de no retorno en cuanto al agotamiento de sus equipos. Lo que puede provocar problemas de absentismo, altas tasas de rotación y bajo rendimiento laboral. Al integrar actividades sociales en la oficina, se genera un buen ambiente de trabajo que puede ayudar contra todo esto.

Utilizar un software operativo y de mantenimiento apropiado

Si una compañía depende de una gestión y seguimiento manuales, o de trabajar con un sistema desactualizado, los Facility Managers estarán dedicando más tiempo a ese trabajo cuando lo podrían estar invirtiendo en otras tareas. En la actualidad, muchas tareas pueden automatizarse, y con el software y la tecnología adecuados (por ejemplo, IoT) los FM pueden tener una mayor visión de los activos y de la información relacionada con ellos.

También significaría que los empleados serían capaces de utilizar herramientas especializadas de solicitud de servicio para realizar rápidamente pedidos, en lugar de tener que llamar a un FM directamente para informar de un incidente en cada ocasión. O que los espacios de oficina, incluidas las salas de conferencias, salas multimedia y otros espacios de colaboración, se puedan reservar y gestionar con mayor facilidad. Mediante el uso de este tipo de tecnologías, se puede agilizar y facilitar el trabajo al FM, para permitirles enfocarse en el bienestar del personal.

Diseño de las estaciones de trabajo

Cuando los Facility Managers diseñan las estaciones de trabajo, deben pensar en la persona que las utilizará ya que, al igual que algunos trabajos requieren espacios tranquilos y privacidad, otros necesitan interactuar. Hay que pensar también en cómo los diferentes tipos de personalidad pueden encajar en estaciones de trabajo con más o menos privacidad. Por ejemplo, puede que no sea la mejor idea colocar a personas introvertidas y extrovertidas juntas. Otros factores, como los generacionales, pueden entrar en juego, donde cada grupo tiene unas necesidades concretas.

Fomentar el equilibrio entre vida laboral y personal

Los FM deben asegurarse de que los empleados desconecten del trabajo y salgan de la oficina a la hora designada. Eso significa que no habrá mensajes, llamadas o correos electrónicos relacionados con el trabajo mientras un miembro del equipo está en casa por la noche, disfrutando de un día libre o de vacaciones.

Hacer ejercicio también puede promover un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida al ayudar a reducir el estrés, así como a aumentar la productividad y aumentar la moral. Instalar un gimnasio o llegar a acuerdos para tener descuentos en algunas instalaciones deportivas puede promover esta idea. Además, una cocina con opciones saludables puede ayudar a prevenir el consumo de snacks poco saludables por parte de aquellos empleados que deban estar en el trabajo temprano o tarde.

Si deseas saber más sobre el Facility Manager y las experiencias de trabajo, clica aquí.