Diseño y gestión de los espacios de trabajo

¿Cómo puede impactar el diseño del espacio de trabajo en el éxito de una organización? Si somos capaces de definir una buena estrategia de workplace, podremos conseguir mejorar el rendimiento y, por consiguiente, los resultados.

El impacto de los lugares de trabajo es innegable y, a medida que pasan los años, las organizaciones están cada vez más concienciadas sobre la importancia de contar con workplace excelentes. En este sentido, podemos afirmar que nos dirigimos hacia una revolución del conocimiento donde lo que realmente se valora es la aportación que pueda hacer cada empleado, su motivación y su bienestar.

En el IFMA Workplace Summit Madrid, Susana Barrado, Gerente de Capital Projects en ISS Iberia, explicaba el impacto del diseño y la gestión de los espacios de trabajo en las experiencias de usuario.

La evolución de los espacios de trabajo

Los espacios de trabajo, tradicionalmente, fueron concebidos como aquellos lugares donde uno ejercía su labor. Sin embargo, en los últimos años este concepto ha ido evolucionando y ampliándose hasta convertirse en lugares donde se viven experiencias.

En este sentido, el diseño del workplace juega un papel esencial. En ocasiones, el espacio es desaprovechado, debido a una falta de estrategia y de coherencia en el diseño, por lo que es sumamente importante optimizar los metros cuadrados y planificar el espacio.

Por otra parte, los workplace experience managers han de ser capaces de comprender, ya no solo las necesidades de los clientes, sino también las de los usuarios de los espacios. Adaptarse y lidiar con los distintos aspectos cada vez más valorados como son la innovación, el bienestar, la sostenibilidad o el talento marcará la diferencia entre lo bueno y lo excelente.

Innovación y colaboración en el workplace

La innovación es un aspecto diferencial en cualquier compañía y, según un estudio de SIGNAL, el 94% de las compañías conocen su importancia. Sin embargo, solamente un 54% dicen estar preparadas para ello.

Para lograr la innovación, es esencial fomentar la colaboración entre las personas; y es aquí donde el diseño entra en juego. “Diseñando espacios que faciliten a los usuarios el trabajo en equipo y la transmisión del conocimiento, seremos capaces de facilitar la innovación y conseguiremos mejorar tanto la calidad del trabajo como la satisfacción de los empleados y, por tanto, su efectividad y productividad”, explicaba Susana Barrado.

Buenas prácticas: oficinas de ISS en Madrid

ISS ha aplicado en sus propias oficinas de Madrid un modelo de oficina que promueve una forma de trabajo más colaborativa, flexible y transparente. Ello se traduce en espacios abiertos para favorecer la creatividad e interacción entre las personas, pero manteniendo asimismo espacios más privados para poder concentrarse en proyectos.

Las oficinas, ubicadas en un edificio inteligente, suponen un avance significativo en materia de sostenibilidad. La presencia de sensores que regulan la iluminación de los espacios abiertos, junto a la monitorización continua de los consumos, contribuye a la optimización de la eficiencia energética convirtiéndose así en espacios más respetuosos con el medio ambiente.

Oficinas_obenque

 

Artículos relacionados