Cuatro áreas clave en las que se aplicará la externalización para 2020

Para 2020, y en adelante, el outsourcing se comenzará a aplicar en áreas en las que no se aplica en la actualidad, lo que creará un nuevo escenario para el sector del Facility Management. Ahora bien: ¿qué actividades empresariales se externalizarán en el futuro?

Las empresas llevan años trasladando su producción u otros servicios al extranjero para aprovechar unos costes de producción menores. Entre tanto, hay una práctica más reciente que consiste en externalizar necesidades básicas de servicios individuales que suelen ser ajenos a la actividad principal de una organización, como la limpieza y la restauración.

No obstante, el outsourcing evolucionará en el futuro de manera que incluya ámbitos más estratégicos, como se muestra en el gráfico que hay a continuación.

tendencias_externalizacion_graphic

La era de las operaciones y las actividades individuales de externalización no ha llegado a su fin. Sin embargo, en sectores y mercados maduros para el outsourcing ya no quedan muchas actividades no esenciales por externalizar. En consecuencia, las empresas de estos mercados están comenzando a ampliar las fronteras para poder externalizar aspectos empresariales esenciales y avanzados, como la generación de ideas y la innovación.

Los nuevos ámbitos de externalización cambiarán los límites internos

La ampliación de las fronteras del outsourcing para que comprenda más actividades empresariales esenciales y avanzadas exige superar restricciones estructurales y rebasar límites internos sin ceder el control de la dirección estratégica de la empresa.

Las empresas capaces de identificar satisfactoriamente nuevos elementos generadores de valor en áreas del negocio avanzadas tendrán una posición ventajosa para 2020. Para ello, los proveedores de servicios tendrán que desarrollar nuevas perspectivas del conjunto del sistema que exijan relaciones complejas con una serie de organizaciones asociadas y, en ocasiones, actuar como arquitectos de acuerdos comerciales.

La generación de ideas y la innovación serán claves

Para estar a la altura de estas nuevas realidades, los proveedores de facilities deberán aumentar su capacidad de innovación y abarcar ámbitos como la generación de ideas y la innovación. Este paso permitirá a las empresas sobresalir entre las demás y adquirir nuevas ventajas frente a la competencia.

En la actualidad, la mayoría de los proveedores no pueden prestar este servicio por dos razones concretas.

  • La primera, porque no hay incentivo económico para aportar innovación cuando los proveedores de servicios están sujetos a un contrato.
  • La segunda, porque las empresas en general no están dispuestas a pagar por recibir asesoramiento sobre innovación, salvo en muy pocos sectores.

Las áreas de externalización serán más especializadas

Dado el cada vez mayor perfeccionamiento tecnológico en todos los mercados, la esfera del outsourcing se ampliará a nuevos ámbitos de servicios, lo que creará nuevas oportunidades de mercado tanto para los clientes como para los proveedores de servicios.

Por otra parte, en el caso de clientes para los que la información y los datos constituyan el principal activo económico, surgirán nuevas oportunidades de servicio para aquellos agentes de la industria con una buena posición que les permita recopilar datos específicos de un contexto y/o procesarlos.

Los grandes conjuntos de datos que lleven integrado el almacenamiento, los análisis y las aplicaciones impulsarán la eficiencia, la calidad y la personalización de los productos y servicios.

El outsourcing y el surgimiento de la economía de la experiencia

El surgimiento de la economía de la experiencia –es decir, aquella en la que el principal valor económico reside en la experiencia y otros atributos inmateriales– está abriendo nuevas vías para la innovación de los servicios y las oportunidades de mercado.

Los clientes demandarán cada vez más servicios de externalización en relación con el diseño, la estética, la cultura, la narración de historias, los valores y las experiencias, que tienen un carácter más inmaterial. Esto exigirá prestar una mayor atención al diseño de los servicios y a la experiencia del usuario en relación con las ofertas existentes: es decir, que este tipo de enfoque centrado en el cliente y que concede más importancia al viaje emocional será fundamental.

Dado que cobrarán mayor relieve la salud y el bienestar de los trabajadores, es probable que los clientes soliciten nuevas soluciones de bienestar empresarial.  En general, los proveedores de servicios han de estar preparados para adaptarse a estas nuevas exigencias y áreas de servicio... o, al menos, estar dispuestos a asociarse con aquellos que pueden ofrecer soluciones. El cambio exigirá la capacidad de ofrecer nuevos profesionales en las instalaciones del cliente, como terapeutas, formadores, coaches y médicos, que actúen como una división de recursos humanos o de facility management.

Si deseas información más detallada sobre la externalización de servicios, descarga gratis nuestro White Book ISS Visión 2020 - El futuro del outsourcing y perspectivas del Facility Management.