¿Cómo se puede atraer a una fuerza laboral diversa?

La sociedad moderna cada vez se esfuerza más por una mayor igualdad e inclusión, por ello, es lógico que el lugar de trabajo refleje también los mismos valores.

Todas las personas, sin importar su condición, tienen derecho a trabajar en un entorno en el que puedan ser ellos mismos sin temor a la discriminación o el acoso. Asimismo, todas las empresas deberían fomentar la diversidad para hacer posible un lugar de trabajo que respete estos valores.

El sector inmobiliario, por ejemplo, atiende a personas de todos los orígenes, que buscan comodidades básicas similares. Sin embargo, hay que tener en cuenta que diferentes grupos tienen necesidades distintas y, para hacer frente a estas disparidades, debemos ser capaces de atraer una fuerza laboral más diversa lo antes posible.

Disparidad de género

Una de las principales cuestiones que se tienen en cuenta al considerar la diversidad es el desequilibrio en cuanto a género. El sector del Facility Management, por ejemplo, sigue estando dominado por hombres. Por otra parte, también existe una necesidad universal de animar a las mujeres jóvenes a ejercer profesiones de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas. Una forma de abordar la disparidad consiste en dar la oportunidad a personas de éxito para que se conviertan en mentores de mujeres jóvenes. De esta manera, es posible fomentar el talento dentro del sector.

Celebración consciente de la diversidad

No pasa ni una semana ni un mes sin que un Doodle de Google nos llame la atención sobre algún tema nacional o internacional. Por ejemplo, el Mes de la Historia Negra se ocupa de la concienciación, promoción y celebración de la historia de personalidades pertenecientes a este colectivo más relevantes en ámbitos públicos. De manera similar, la Semana de la Salud Mental o el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo tratan de mejorar la percepción de la sociedad sobre estas dos áreas.

Lo importante es que celebrarlos dentro de una organización ayudará a las personas a sentirse más integradas y también proporcionará ciertas directrices a quienes no conocen estos temas, lo que podría generar un comportamiento más inclusivo. Los Facility Managers pueden desempeñar un papel fundamental en la sensibilización respecto a la diversidad y la inclusión a través de comunicaciones, recursos y la organización de eventos sobre estos temas.

Redes

La creación de redes de apoyo para las personas que suelen estar marginadas y sufren en silencio permite que estas se sientan más partícipes. Por ejemplo, en el sector de Facility Management del Reino Unido, el colectivo LGTB ha ayudado a trabajadores y trabajadoras gays, bisexuales, lesbianas y transgénero a sentirse más apoyados y a aumentar su visibilidad como empleados en lugar de sentirse excluidos porque se sienten diferentes. También ha ayudado a los trabajadores a superar los prejuicios indirectos.

Tecnología

Garantizar que la tecnología en el lugar de trabajo funcione para aquellos con distintos tipos de necesidades también ayuda a mejorar la diversidad. Por ejemplo, la pérdida de audición afecta a casi 11 millones de personas en el Reino Unido, pero la falta de conocimiento acerca de las necesidades de estos usuarios hace que estas no se tengan en cuenta. La adopción de una tecnología de escucha asertiva en cualquier ejecución de obra nueva o reforma puede corregir los desequilibrios.

Neurodiversidad

La neurodivergencia hace referencia a las diferencias genéticas presentes en el cerebro de personas que padecen afecciones como la dislexia, la dispraxia, el TDAH, el síndrome de Tourette y formas de autismo como el Asperger, entre otras. Los lugares de trabajo, por lo general, no están diseñados pensando en estas personas. De hecho, la investigación del Chartered Institute of Personnel and Development (CIPD) demuestra que solo el 10% de las empresas tienen en cuenta a las personas neurodivergentes en sus estrategias de gestión. La iluminación, la acústica y el almacenamiento son algunas formas de tener en cuenta las necesidades de estas personas.

Edad

En las próximas décadas, el aumento de la esperanza de vida significará una mano de obra de más edad y el lugar de trabajo debe estar preparado para ello. El factor etario afectará a las enfermedades de larga duración, con el aumento del estrés, la creciente preocupación por las enfermedades físicas y mentales, y las bajas por enfermedad, que aumentarán los costes de las empresas. La aplicación de políticas de «bienestar» y «salud» es imprescindible para las empresas.

He aquí algunas de las formas en que se puede fomentar la diversidad en el lugar de trabajo y en que los Facility Managers pueden influir en muchas de ellas.