Cómo afectará el auge de las ciudades inteligentes al diseño de oficinas

De ahora a 2020 las zonas urbanas van a evolucionar cada vez más hacia el modelo de ciudades inteligentes. Ahora bien, ¿cómo influirá esta tendencia en el diseño de los espacios de oficina y en el papel que estas cumplen en sus comunidades locales? 

La evolución de las zonas urbanas hacia el modelo de ciudades inteligentes tendrá una influencia enorme en el diseño de las oficinas y en el papel de estas. En este contexto, se entiende por ciudades inteligentes aquellas que utilizan las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para ser más inteligentes y eficientes en el uso de los recursos, lo que deriva en ahorro de costes y energía, así como mejoras en la prestación de servicios, la calidad de vida y la huella medioambiental, todo lo cual propicia la innovación y una economía con niveles bajos de emisiones de carbono.

Tras la huida de los centros urbanos que tuvo lugar en la segunda mitad del siglo XX, las ciudades se están reafirmando como motores centrales de la creatividad en nuestra economía. No obstante, las zonas urbanas también difieren entre sí, tanto por lo que respecta al estado de las infraestructuras existentes y el grado de implementación de tecnologías inteligentes, como por su capacidad de atracción para las empresas que buscan nuevos espacios de oficina. Por ejemplo, aunque en las próximas dos décadas se espera que se construyan más infraestructuras y edificios de oficinas en Asia, los mercados europeos y norteamericanos se centrarán más en la reconversión de infraestructuras y oficinas ya existentes.

Impacto de las ciudades inteligentes en el futuro del trabajo

Para los responsables del Facility Management y los diseñadores de oficinas, la evolución de las ciudades inteligentes genera un nuevo mundo de oportunidades, en especial por su solapamiento con otras tecnologías de transformación, como las conexiones Wi-Fi rápidas, el Internet de las cosas, Big Data y el Cloud Computing.

Por consiguiente, las smart cities pueden verse como una extensión de los edificios inteligentes, lo que nos permite considerar el entorno que rodea la oficina como un posible lugar de trabajo que se prolonga más allá de la oficina principal. Para situar lo anterior en su contexto, pensemos en el impacto que tendría disponer de datos sobre el uso que hacemos de los espacios de oficina, basados en sistemas de reserva de salas de reuniones, el uso de las TI y el modo en que estos conocimientos han ayudado a las empresas y a los Facility Managers a responder mejor a las necesidades de sus empleados. Ahora imaginemos el impacto que tendrá si esto se extiende a toda la ciudad.

A medida que las ciudades se vuelven cada vez más inteligentes, los gobiernos y las empresas se integrarán progresivamente en la comunidad local y compartirán recursos y oferta de actividades de ocio. Todo ello dará lugar a redes más colaborativas que compartirán recursos y resultados, servicios y personas.

El mayor impacto en el desarrollo del diseño de oficinas provendrá de las ciudades asiáticas

En la encuesta de Visión de ISS 2020 sobre nuevas formas de trabajar, los encuestados indicaron que las ciudades asiáticas serán las que mayor influencia tengan en el diseño de oficinas desde ahora a 2020. Esta idea también cuenta con el respaldo del McKinsey Global Institute y el Banco Mundial.

Como consecuencia del rápido ritmo de crecimiento, la aceleración del cambio, el aumento de las poblaciones urbanas y los niveles relativamente bajos de sofisticación de los edificios, estas economías de mercado emergentes tendrán que construir nuevas oficinas de forma rápida y barata. Tales oficinas tendrán que ser fáciles de gestionar y más sostenibles.

Por consiguiente, estos mercados emergentes tienen una oportunidad histórica de reinventar no sólo sus ciudades, sino también la idea misma de una ciudad y cómo interactúa con su entorno, incluidas las empresas y los gobiernos. Si tienen éxito, la escala de estas megaciudades aumentará y, en última instancia, alcanzarán un despliegue internacional, que también tendrá un impacto inmediato en los mercados europeos y norteamericanos.

 


¿Quieres saber más sobre el futuro del trabajo y el diseño de oficinas? ¡Descarga nuestro White Book: Nuevas formas de trabajar - el workplace del futuro.