4 tipos de consumo de café en el workplace que los empleadores han de tener en cuenta


El café fue descubierto por primera vez en etiopía. además, estudios afirman que era utilizado como sacramento en ceremonias y para mantener la energía y retardar la sensación de hambre durante la caza.

En su origen, los granos de café se extendieron por África, e incluso eran utilizados como moneda de intercambio para el ganado y otros suministros. Más tarde, la bebida se hizo muy popular en el Oriente Medio, donde comenzaron a surgir las cafeterías. En un principio se utilizaba como método de socialización y con el fin de debatir ideas intelectuales y políticas. Sin embargo, con el tiempo estos lugares de reunión comenzaron a preocupar a los líderes religiosos porque la gente incluso se reunía en ellos para planificar revoluciones. 

En la sociedad moderna, tomar café es una actividad tan arraigada a nuestra vida cotidiana que ni siquiera nos damos cuenta. Los proveedores de servicios en cambio, han de tener este hecho muy presente. Hoy en día, sea cual sea el espacio de trabajo, las pausas para el café son vitales.

Los proveedores de servicios que dirigen las oficinas deben analizar las razones por las que el empleado toma dicha bebida y la hora a la que la hace para facilitarle su acceso. Se pueden distinguir cuatro tipos distintos de consumo de café en el lugar de trabajo que los empleadores han de tener en cuenta.

1. Café matutino

El café matutino se consume principalmente con el objetivo de despertarse. Es un tipo de café que ciertos tipos de persona se toman para empezar el día con una dosis de cafeína extra. Una encuesta a trabajadores de oficina realizada por ISS en Dinamarca y Reino Unido, mostraba que es más probable que los británicos abandonen la oficina para tomar un café mientras que los daneses tienen acceso al café en sus propias oficinas.

2. Café con clientes

El café "cliente" se usa menos por la necesidad de satisfacer la sed o para despertarse y más para romper el hielo cuando se tienen reuniones con clientes: tiene un propósito social.

3. Café como hábito

El hábito del café es un ritual que tiene como objetivo proporcionar un descanso a un empleado. Este tipo de consumo de café le da una razón para estirar sus piernas e interactuar socialmente con sus colegas. Da un respiro de estar sentado en un escritorio y, por lo tanto, fomenta el caminar, por lo que indirectamente aporta beneficios para la salud. Es un café que un empleado no necesita para nada más que para romper el tiempo que pasa sentado en su oficina. A menudo éste se deja sin terminar.

4. Café social

El café social se disfruta con los compañeros cuando hay suficiente tiempo. Se trata, sin lugar a dudas, de la parte más importante y vital del consumo de café en el lugar de trabajo. Este momento se aprovecha para ponerse al día sobre vacaciones, actividades de fin de semana u otras conversaciones, frente a la máquina de café. Es una forma divertida y funcional de tomar café. El estudio de ISS mostraba que el elemento social de la experiencia del café es el más alto para los participantes de ambos países.

Es vital que aquellos que gestionan los lugares de trabajo conozcan los cuatro tipos de consumo de café para crear un entorno que los respalde a todos.

 

Touchpoints de ISS

Para desarrollar una excelente experiencia de workplace para nuestros clientes y sus usuarios, en ISS identificamos los Touchpoints o puntos de contacto. Es decir, trabajamos en aquellos puntos de servicio donde exista una interacción con los usuarios del edificio a lo largo de jornada.

"Abastecerse de bebidas calientes" define uno de esos puntos de contacto de la experiencia de usuario. Para nosotros, proveer de bebidas calientes (especialmente, el café) no es solo cuestión del sabor y la calidad del mismo. Se trata más bien de optimizar una experiencia positiva atribuida a darse un descanso dentro del entorno laboral o tener una interacción social en ese momento del café con colegas y clientes.

Al optimizar los puntos de contacto del servicio a lo largo de la jornada de trabajo y al desarrollar conceptos y experiencias de servicio únicos que cubran todos los deseos y necesidades de los usuarios, nuestro objetivo es crear un lugar de trabajo donde las personas no vengan porque están obligadas a hacerlo, sino porque es el lugar perfecto en el que quieren estar.



Sobre la autora

Signe AdamsenSigne Adamsen

ISS, Head of Workplace Experience